Archivo

Posts Tagged ‘camara’

Yashica 35 MF o el valor de la nostalgia.

En 1978 a mi padre le regalaron una cámara llamada Yashica 35 MF, la mayor parte de mis fotos familiares fueron tomadas con esa cámara. Por supuesto, ya con mi curiosidad por las cámaras, descubierta a mis 5 años al utilizar una cámara de rollo muy básica que mi padre tenía, fue lógico que yo le “robara” la cámara que le acababan de regalar. A pesar de que él la mantenía escondida, yo solía sacarla cuando él no estaba y, si estaba cargada con película, tomaba al menos una foto; si no estaba cargada, me pasaba un buen rato corriendo la manivela y apretando el botón disparador para ver cómo en el interior se abría y se cerraba “el ojo” de la cámara.

Desde ese año, la Yashica 35 MF fue mi cámara, hasta que me la hurtaron en el año 1998. Recuerdo que la última foto que había tomado era la de una mariposa que se paró sobre mi zapato, quedé inmóvil, y como casualmente andaba la cámara en la mano, no dudé en hacer la foto, nunca pude verla. No fue tan fácil asimilar la pérdida de la que fue mi cámara de la niñez, y no fue fácil contarle a mi padre que la cámara ya no estaba.

Hace como un año busqué el mismo modelo de cámara en Amazon y encontré una, pero el vendedor nunca la envió, por lo que me hicieron un reembolso. Este año volví a hacer la búsqueda y encontré otra, en Canadá, por medio de Ebay, por un precio realmente bajo, pero esta vez sí llegó. La sensación de tenerla en mis manos me ha remitido inmediatamente a mi infancia y puedo decir que el valor de mi nostalgia por esa cámara costó US$35.00.

La cámara viene en muy buen estado, los compartimientos de las baterías están muy limpios, el exposímetro está funcionando, el flash trabaja correctamente, a esta hora de la madrugada, lo único que me hace falta es salir a hacer fotos y ver los primeros resultados en un rollo de prueba.

rfigueroa-8168

Yashica 35 MF, comprada en 2018, mediante Ebay, en Canadá.

Es increíble cómo ciertas cosas de nuestra niñez nos marcan, siempre que he tenido oportunidad le he contado a medio mundo sobre mi cámara de mi niñez, que me fue hurtada, bla, bla, bla. Ahora mismo tengo enfrente un modelo igual y no puedo evitar sentirme feliz y agradecer a mi padre por dejarme usar su cámara, sin su permiso.

A continuación les comparto 2 fotos tomadas con mi Yashica 35 MF de la infancia: una tomada por mí y una tomada por mi padre, ambas en 1978.

rfigueroa-8171

Foto tomada por este servidor, con la Yashica 35 MF, en 1978.

 

rfigueroa-8170

Foto tomada por mi padre, con la Yashica 35 MF, en 1978.

UPDATE: 12/05/2018; 12 m.

No me aguanté y fui temprano a hacer unos disparos al Centro de San Salvador, para saber si la cámara estaba funcionando, siento que me he sacado la lotería. Les comparto algunas fotos recién reveladas y positivadas.

rfigueroa-000011

Plaza Morazán, San Salvador, 12/05/2018.

rfigueroa-000012

Palacio Nacional de San Salvador, 12/05/2018.

rfigueroa-000019

Portal frente al Parque Libertad, , San Salvador, 12/05/2018.

rfigueroa-000021

Autorretrato, , San Salvador, 12/05/2018.

 

¿Qué es el ISO en fotografía?

Estos artículos sobre fotografía surgen de las preguntas que me hacen llegar por mensajes, en su mayoría a mi cuenta de Facebook. Por supuesto, están dirigidos a personas que están dando su primeros pasos en este maravilloso mundo de la fotografía.

Hay mucha información en la web sobre el famosos ISO, pero, ciertamente, mucha de esa información está en un lenguaje muy técnico que, a veces, en lugar de aclarar, confunde. Trataré de explicarlo de una manera sencilla, mi objetivo aquí es que se entienda el uso del ISO, es decir, qué efecto causa el ISO en las fotos. Sin embargo, si alguien quiere irse a algo más denso pueden visitar este enlace (ISO según la Wikipedia).

Cuando se va a tomar una fotografía, hay 3 formas de modificar la cantidad de luz que va a entrar a la cámara: la apertura del lente, la velocidad de obturación y el ISO. En la mayoría de camaritas digitales automáticas sólo es posible modificar el ISO y a este sector de usuarios va dirigido este artículo.

El ISO es como una escala numérica que traen las cámaras digitales. Al cambiar los valores de esta escala, le estamos indicando a la cámara que deje pasar más luz o menos luz al momento de tomar nuestra fotografía. Los valores típicos de esta escala ISO son: ISO 100, ISO 200, ISO 400, ISO 800, ISO 1600, ISO 3200, ISO 6400. Como ven, la escala va duplicando los valores, aunque en modelos avanzados de cámaras, el ISO puede incrementarse en fracciones, por ejemplo: ISO 125, ISO 160, ISO 200, ISO 320, pero el concepto seguirá siendo el mismo. Las cámaras usan como valor predeterminado el ISO 100 y le dan al usuario la opción para poder cambiar el valor. Entonces, ¿cuándo es necesario cambiarlo y para qué?

La clave para entender el ISO es la siguiente: a medida que aumenta el número del ISO, aumenta la cantidad de luz cuando se toma la fotografía. Por ejemplo, ISO 800 permite más luz que ISO 200. Esto quiere decir que si se está usando un ISO 100 y al tomar la foto ésta se ve oscura o movida, una forma de hacer que se vea más clara o que no quede movida es incrementando el valor del ISO. Si al subir a ISO 200 la foto se sigue viendo oscura o movida, entonces podemos pasar al siguiente valor (ISO 400) y así sucesivamente hasta ver que la foto quede con buena luz.

Podría resumirse así:  la modificación del ISO es una forma para que las fotos que salen oscuras o movidas se vean mejor. 

Algo que es importante mencionar es que a medida se aumenta el valor del ISO en una fotografía, también aumentará el “ruido” en la foto. El ruido es cuando la foto se ve como pixelada, la fotografía se ve con un granulado. Les dejo un ejemplo de una imagen sin ruido y una con ruido.

Se debe tener en cuenta que al subir el ISO, se perderá calidad en la imagen. Sin embargo, en cámaras con control totalmente manual, es posible obtener más luz modificando la velocidad de obturación y la apertura del lente, antes de modificar el ISO. La cuestión del ruido tampoco tiene que ser motivo de tanta preocupación, ya que, actualmente, existen programas especiales para disminuir el ruido en la fotos y son muy efectivos.

Este artículo es para que el lector tenga desde ya una idea del concepto de ISO. Que sepa que cuando le mencionan el ISO le están mencionando una escala con la que se puede hacer pasar más luz a la cámara, es decir, que si la foto le sale oscura o movida, quizá subiendo el ISO, puede hacer que la foto se vea mejor. No siempre se logrará, hay situaciones de poca iluminación que ni subiendo al máximo ISO será posible obtener una foto clara.

En futuros posts estaré detallando las 3 formas de modificar la exposición en una fotografía, variando los 3 parámetros que mencionaba al inicio:  la apertura del lente, la velocidad de obturación y el ISO. Estas formas las trataré por separado y será dirigido a usuarios que tengan cámaras con control manual.

Cualquier duda me escriben.

!Buena luz!

¿Para qué sirven los megapixeles de una cámara?

abril 23, 2012 1 comentario

Resulta que el mercadeo de cámaras fotográficas nos bombardea con pixeles o megapixeles, parece que la mejor cámara es la que tiene más pixeles, que si 15MP, 18MP, 35 MP. Frecuentemente, como fotógrafo, recibo consultas de mis amigos cuando quieren comprar cámara y lo primero que me dicen es que es de “tantos” MP (mega pixeles), como para justificar la calidad de las fotografías que esa cámara hace.

Pues bien, pongamos la cosas claras: la cantidad de pixeles de una cámara únicamente sirve para el tamaño máximo al que se podrán imprimir la fotos, no tiene nada que ver con la nitidez de la foto, ni la calidad de la imagen. Por ejemplo, una cámara de 10MP, nos dará un tamaño de impresión de aproximadamente unos 12 x 18 pulgadas, esto es grande, y si se usa algún programa de edición, seguramente podremos agrandar la foto para imprimir hasta en tamaño de 20 x 30 pulgadas, sin ningún problema.

Hasta le fecha he participado en unas 9 exposiciones y en ningún caso he requerido imprimir en más de 12 x 18 pulgadas, por lo tanto, mi cámara que es de tan solo 10MP, me es suficiente. El punto es que si alguien no tiene pensado en imprimir sus fotos más grandes que esos tamaños, entonces deberían olvidarse de tantos mega pixeles y buscar cámaras con funciones más importantes, orientadas a realizar una mejor foto y que ofrezcan controles manuales.

Esto que escribo de los megapixeles aplica tanto para camaritas digitales como para cámaras réflex. En ambos casos se trata del tamaño de la impresión, sin embargo, debe tenerse claro que la calidad (nitidez) de la imagen en una camarita digital es relativamente inferior a la de una cámara réflex. Por ejemplo, en el caso de que ambas cámaras tuvieran el mismo pixelaje, se podrían obtener impresiones del mismo tamaño. Pero, por otro lado,  debido a la calidad en sí de cada cámara, la calidad de la fotos impresas podría ser diferente al compararlas entre sí.

Por otro lado, los famosos “DPI” (dots per inch) o “PPI” (pixels per inch), también son un valor que sólo importa a la hora de imprimir. Por eso, normalmente se ocupa un valor de 72 dpi o ppi para fotos que sólo serán publicadas en la web. Para impresiones, normalmente se trabaja en 200 dpi o ppi, para que la foto, una vez impresa y ampliada, no quede granulada.

Resumen:

Megapixeles: para impresiones de hasta 20 x 30 pulg, suficiente con 10 MP.

DPI: para la web se recomienda usar un mínimo de 72 dpi y para impresiones un mínimo de 200  dpi.

Como siempre, si surge alguna pregunta, no duden en contactarme, con gusto les amplío.

ЃÔר

Cómo elegir qué cámara Réflex comprar.

Son muchas las personas que están a punto de decidirse a comprar una cámara réflex digital (las que la mayoría de gente llama “cámaras profesionales”), y dejar en el pasado las “camaritas” digitales que no traen lentes intercambiables. Dar el paso no sólo es cuestión de gustos, también es cuestión de presupuesto, cuestión de técnica, de necesidad, de convicción para realizar el cambio, aunque, también, he de decir que, en muchos casos, el cambio es simplemente por cuestión de moda. En este último caso la gente no tiene la mínima idea de por qué cambiarse a réflex, piensan que simplemente por hacer “el salto” van a ser más creativos, o van a tomar mejores fotos, o el trabajo va a ser más sencillo: nada más alejado de la realidad.

Cambiarse al sistema réflex de lentes intercambiables implica tener un mejor, y un mayor, conocimiento técnico sobre la toma de fotografías, de lo contrario, la persona que da el salto sentirá, incluso, que sus fotos eran mejores cuando lo hacía con la camarita digital. Al dar “el salto”, la persona deberá acostumbrarse a trabajar archivos RAW (o crudos), los cuales necesitarán de un trabajo de revelado digital en un programa especial como Lightroom, y probablemente un trabajo de edición. Esto implicará, además, buscar una computadora con un procesador más potente y obtener mayor espacio de disco duro, tanto interno como externo, para almacenar los archivos y para hacer los respectivos back up. Sumado a esto viene la situación en la que tendremos que comprar varios lentes, si es que realmente se le quiere sacar el provecho a la cámara réflex, y que nuestra fotos luzcan diferentes. Las cámaras digitales NO réflex traen un sólo lente con el que se pueden hacer desde macros hasta tomas a larga distancia (telefoto). En cambio, en las cámaras réflex hay lentes especiales para hacer macrofotografía, lentes de tipo gran angular, lentes de focal media y telefotos, esto en cuanto a distancias focales, sin mencionar las diferencias de apertura máxima del diafragma ( f ) que también existen en esos lentes, los estabilizadores de imagen, entre otras cosas,  lo que implica más equipo y más presupuesto.

Si usted es una persona que ya decidió dar el salto y ahora lo que necesita es una ayuda para decidir qué cámara adquirir, mis recomendaciones son las siguientes:

1. Defina claramente el presupuesto del que dispone. Esto significa definir el monto máximo del que usted dispondría al momento de hacer la compra, incluyendo los préstamos que puedan hacerle, las donaciones, el dinerito extra que pueda obtener de vender cosas que ya no utiliza, todo, y una vez definido esto la cosa será más fácil. Es bonito soñar, pero, ver equipos que no están a nuestro alcance sólo nos hará sentir frustrados y quizá hasta lleguemos a pensar que para ser buen fotógrafo hay que ser rico, lo cual no es cierto. Debo insistir en que este paso es de suma importancia, y debemos definir bien ese monto, con la mayor exactitud posible

2. Váyase a lo seguro en cuanto a marcas. Lo mejor es elegir entre Canon y Nikon. Cualquiera de las dos marcas es buena, una tiene ventajas en ciertos aspectos sobre la otra, y viceversa, pero, ambas son buenas. La marca podría estar regida por su presupuesto, normalmente Nikon es más caro que Canon. Pero, siéntase sin culpa al elegir la marca que a usted más le parezca, con ninguna de las dos se va a equivocar. Los accesorios Nikon pueden ser más difíciles de encontrar localmente, pero hasta ahí.

3. Defina qué lentes comprar. Para definir esto yo sugiero que escoja unas 50 fotos que usted ha tomado con su cámara digital, al azar, y le busque en los datos EXIF (información de los parámetros de la foto que se puede obtener en las propiedades del archivo jpg) el valor de distancia focal, los número van entre 5 mm y 75 mm, aproximadamente, pero estos valores hay que multiplicarlos por un factor de 6, par obtener las verdaderas distancias focales en formato de 35mm (cada camarita trae su propio rango y su propio factor de conversión). Una vez convertidas las focales con este factor, haga una tabulación para ver que distancias focales son las que usted más usa y en base a eso escoja el rango de distancia focal del lente o los lentes que va a comprar.  Si sólo tiene presupuesto para comprar un lente, esta tabulación le será de mucho provecho para escoger ese lente inicial. Si el presupuesto alcanza para más lentes, entonces, sugiero al menos las siguientes focales: un lente 50 mm, un lente 18-55mm, un lente 55-250 mm y un lente 10-22mm. Si usted es apasionado del macro, quizá pueda sustituir el lente 50mm por un lente macro de 100mm. Los lentes menos caros son los que tienen valores de f 4 hacia arriba y son recomendables para hacer fotografías en buenas condiciones de luz. Sin embargo, si usted hace muchas fotos en condiciones de luz muy pobres, es recomendable que adquiera al menos un lente luminoso (f 2.8, p. ej.)

4. Es importante considerar la compra de un flash que pueda montarse sobre la cámara, el flash que trae ya incorporado la cámara da una luz directa muy dura, por lo que se sacrifica la estética de la fotografía al usarlo, los fotógrafos considerados como profesionales jamás usan el flash de la cámara, de hecho, las cámaras réflex de la gama más alta ni siquiera traen este flash incorporado. El flash externo le dará un mejor control sobre la iluminación de la escena, para que sea más natural y no se vea como que la foto se iluminó con luz de estadio. Si esto no puede lograrse al momento de comprar la cámara, debería ser el siguiente paso a seguir a corto plazo.

5. Sugiero hacer la compra en los Estados Unidos, ya sea en alguna tienda especializada o a través de AMAZON o Ebay, pero es recomendable que  envíe su compra a alguna dirección de USA, y luego algún familiar o amigo que viaje le traiga el equipo como equipaje de mano. Esto con la finalidad de ahorrar al máximo posible, porque al hacer el envío con el shipping directo de las tiendas hasta El Salvador saldrá muy caro y si usted posee un buzón (P. O. Box), al traerlo por courier estará pagando aproximadamente el 50% del monto de la compra, entre envío e impuestos de aduana.

Algunas tiendas de confianza:  Adorama, B&H. En Amazon y en Ebay siempre hay que ver la calificación del vendedor.

6. Recuerde incluir en su compra lo siguiente: al menos una batería extra para la cámara, un par de tarjetas de memoria de 16 G cada una, los parasoles de los lentes, un bolso para guardar la cámara y los lentes, un kit de limpieza y filtros UV para cada uno de los lentes (indispensable). Otras cosas menores, como trípode, quizá las pueda conseguir localmente.

7. Si tiene algún amigo que sea fotógrafo profesional, no dude en pedirle asesoría.

8. Recuerde tener definido el monto máximo de su presupuesto antes de comenzar a cotizar y guíese por ese monto.

9. Asegúrese de haber cumplido al pie de la letra el punto No. 1 y el punto No. 8

10. Asegúrese de haber cumplido al pie de la letra el punto No. 9

Mucha suerte en su proceso de selección, le tomará algunas semanas llegar a la combinación correcta, si tiene alguna duda sobre el tema, puede contactarme, y con gusto puedo enviarle mis comentarios.

¡Buena luz!

Categorías:Fotografía Etiquetas: , , ,
A %d blogueros les gusta esto: